1º El concepto kawaii no se basa en la búsqueda de la perfección.

Todos somos imperfectos, por lo que el mundo kawaii no se limita a ensalzar el concepto de perfección. Es por eso que existen tantos blogs relacionados con lo kawaii que son mantenidas por entusiastas de lo mono, no existe ningún tipo de discriminación en la forma de expresar la sencillez del término kawaii.

2º En ningún momento kawaii ha pretendido ser algo sexi.

Al no centrarse en lo sexy, kawaii es mucho más que una moda pasajera que nos venden desde corporaciones que solo pretenden fomentar la venta de sus productos. Sus orígenes son mucho más sencillos y están más relacionados con la búsqueda de lo mono o bonito. La sencillez de este concepto permite aplicarlo a multitud de situaciones cotidianas. Siempre podemos intentar convertir cualquier situación en algo cuco o kawaii.

3º Porque kawaii trata sobre el mundo de las cosas monas.

A todos nos gustan las cosas monas, y aunque no exista un estandar definido de lo que es mono, sí que podemos intuir comportamientos, representaciones visuales, situaciones, productos que nos resultan bonitos y agradables y que en general son apreciados por todo el mundo de la misma forma.

4º Kawaii ha traspasado las fronteras de Japón.

Aunque inicialmente el concepto kawaii está ligado a la cultura japonesa, ya hace bastante tiempo que este movimiento ha traspasado las fronteras de Japón y se ha extendido por todo el planeta. Podemos hacernos una idea de que es un movimiento que ha llegado para quedarse, y de que siempre existirá alguien al que le gusten las cosas monas, por lo que siempre estará ahí.

5º Por que yo lo digo, que soy una entusiasta del Mundo KAWAII.

Aunque no parezca una razón muy contundente, para mí sí que lo es 🙂